¿Qué extensión de dominio es mejor para el SEO?

Cuando un negocio echa a andar en Internet, es posible que se tomen a la ligera decisiones relacionadas con el nombre del dominio y la estructura del sitio web que, más adelante, para bien o para mal, condicionarán el trabajo interno en la compañía, así como el SEO y la capacidad de llegar a los potenciales clientes y de vender online desde ese portal. Y una de esas decisiones iniciales a las que menos importancia se concede y que puede ser determinante en el futuro es la elección del nombre del dominio y, por ende, de su extensión.

¿Qué tipo de extensión puedo elegir para mi dominio?

Existen cuatro tipos de extensiones de dominio entre las que escoger el nuestro, de acuerdo con la lista aprobada por la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers):

  1. gTLD (generic top level domains)

Los dominios de nivel superior genéricos constan de tres o más caracteres. Pueden ser de uso libre, como .com, .org o .net; o bien de uso restringido, como .edu, que solo puede ser reservado por instituciones educativas, o .gov, exclusivo para páginas gubernamentales.

  1. ccTLD (country code top level domains)

Los dominios geográficos de nivel superior están formados por dos letras y circunscritos a países o territorios concretos, como .es (España), .fr (Francia) o .uk (Reino Unido). La mayoría se ajustan al estándar ISO 3166-1.

  1. sTLD (sponsored top level domains)

Los dominios patrocinados de nivel superior dependen de fundaciones o entidades independientes que pretenden promover el uso de sus dominios con determinados fines. Este es el caso de la extensión .cat, respaldada por la Fundación puntCAT.

  1. Nuevos TLD

Aparte de estos tres grupos de dominios mencionados anteriormente, de forma regular salen al mercado nuevas extensiones, con nombres más o menos afortunados, tras recibir la aprobación de la ICANN. Entre las últimas registradas figuran .jcp, .yun, .shouji, .nissay y .sina.

 

¿Qué extensión es la más recomendable para mi dominio?

Aunque fuentes de Google han insistido en varias ocasiones en que la extensión del dominio no es un factor que influya directamente en el posicionamiento orgánico, nuestra experiencia nos inclina a realizar ciertas recomendaciones:

  1. Si es posible y no está ya reservado, compra siempre el nombre de tu dominio con la extensión .com. Se trata de la denominación más reconocible y que más visos de autenticidad ofrece ante tu público. Paralelamente, si dispones de suficiente presupuesto, y con el fin de proteger el nombre de tu marca ante intentos de falsificación, deberías registrar tu dominio con los ccTLD de los países en los que desarrolles tu actividad.
  2. Si llevas a cabo esta última acción, una buena práctica SEO pasaría por implementar una redirección 301 desde estos dominios geográficos al subdirectorio territorial correspondiente dentro de tu sitio web. Es decir, redireccionar el dominio con la extensión .es a la subcarpeta tunombre.com/es dentro de tu portal; el dominio con .fr a la subcarpeta tunombre.com/fr; etcétera.
  3. En caso de que tengas meridianamente claro que tus productos se ciñen a un mercado exclusivamente nacional, puedes optar por quedarte con un dominio geográfico. Atacar el mercado desde, por ejemplo, el .es, hará que Google identifique en qué ámbito geográfico funcionarán mejor tus contenidos y los mostrará preferentemente cuando se efectúen búsquedas con esta restricción territorial.
  4. A falta de .com y si el ccTLD no es aconsejable, .net u .org también serían excelentes opciones que considerar.
  5. De todos modos, si adquieres más de un dominio (como te aconsejamos) con el propósito de protegerte ante los fraudes, es conveniente que implementes una redirección 301 desde los que -por ahora- no utilices al que sí estés nutriendo y mimando como dominio primario.
  6. Los nuevos TLD pueden resultarte muy útiles para llamar la atención en ciertos sectores y comunicar con claridad el propósito de tu sitio web. De esta forma, si tu portal corresponde a un canal de televisión, le iría muy bien la extensión .tv; en el ámbito SEO, cada vez está más generalizado el .ninja; las radios se decantan por el .fm, etc.

En resumen, que en cuestión de reserva de dominios, es preferible ser precavido: adquirir versiones con las extensiones más populares te costará apenas unos pocos euros y, a cambio, te puede ahorrar en el futuro horas de quebraderos de cabeza e, incluso, pérdidas económicas considerables.


  • seo, mejor dominio seo, extension de dominio seo
  • 0 Los Usuarios han Encontrado Esto Útil
¿Fue útil la respuesta?

Artículos Relacionados

Cambiar contacto administrativo de un dominio.es

Si su dominio tiene un contacto administrativo que no desea mantener o porque ya no tiene acceso...

Cambiar el titular de un dominio .es

Cambiar la titularidad de dominios .ES es relativamente sencillo, bastará que sigas estos pasos:...

¿Por qué necesitas la protección de Whois?

Todos queremos que nuestra información sea privada y esté protegida. A medida que Internet va...

¿Cuanto tiempo tarda la transferencia de un dominio?

Para que una transferencia se complete, debe ser aceptada por su administrador. El administrador...